Estar al pie del cañón
"Se dice de alguien que se encuentra totalmente disponible para actuar o ejecutar inmediatamente algún trabajo o acción".

Así se encuentra generalmente las 24 horas del día el cuidador-a, esposo-esposa, hijo-hija, hermano-hermana de una persona enferma de Alzheimer en su casa.

1 sept. 2010

El estrés del cuidador de un enfermo dependiente.

SINTOMAS DE ESTRÉS
  • Enfadarse con el enfermo y los demás, o con los tratamientos que no se demuestran eficaces.
  • Apartarse de la vida social y actividades placenteras.
  • Sentir ansiedad ante el futuro y el día a día y negar la enfermedad.Padecer depresión por las cargas físicas y emocionales que soporta, y que afectan a su capacidad y habilidad para luchar.
  • Fatiga, que impide completar las tareas necesarias.Falta de sueño, ocasionada por el exceso de preocupaciones.
  • Irritabilidad y cambios de humor por el desgaste que padece, que propician reacciones negativas.
  • Falta de concentración para realizar las tareas habituales.
  • Problemas de salud tanto físicos como mentales.Tristeza por la situación que esta viviendo.
  • Soledad, sobretodo si el enfermo es el cónyuge.
  • Vergüenza por algunos comportamientos del enfermo, que hay que superar hablando con otras personas con el mismo problema.
  • Impotencia porque, a pesar de los esfuerzos, la enfermedad es progresiva.

CÓMO PUEDE AFRONTARSE?

  • Acudir al médico, ya que algunos síntomas se pueden tratar.
  • Informarse sobre los recursos disponibles para ayudar en los cuidados del enfermo.
  • Formarse como cuidador.
  • Buscar ayuda social y familiar. Hacerlo todo uno mismo conduce al agotamiento.
  • Cuidarse a uno mismo controlando la dieta, haciendo ejercicio, descansando, saliendo y relajándose de vez en cuando, para poder estar más tranquilo con el enfermo.
  • Controlar la tensión, ya que puede ocasionar problemas de salud, como por ejemplo vista borrosa , dolor de estómago, y cambios de comportamiento.
  • Aceptar los cambios que se van produciendo y buscar la ayuda necesaria en instituciones adecuadas cuando llegue el momento.
  • Planificar las necesidades legales y financieras que se van a presentar, consultando con abogados sobre temas relacionados con la tutela del enfermo, la incapacitación, la herencia, los cuidados médicos que necesitará en el futuro, el cuidado de la casa…
  • Ser realista. El Alzheimer es irreversible, pero eso no debe impedir disfrutar de los buenos momentos y de los buenos recuerdos.
  • No tener sentimiento de culpabilidad, aunque ocasionalmente se pierda la paciencia y no se sea capaz de proporcionar los cuidados de la forma en que se desearía. Usted está donde el enfermo le necesita, y eso debe hacerle sentirse orgulloso.
  • No abandonar totalmente los hábitos personales anteriores, los hobbys, ni la vida privada.Procurar que el enfermo realice algunas actividades con familiares o amigos, para poder disfrutar de tiempo libre y de un merecido descanso.

No hay comentarios: